Acuerdos del Gobierno con Ortodoxos, Budistas, Testigos de Jehová y Mormones

Acuerdos del Gobierno con Ortodoxos, Budistas, Testigos de Jehová y Mormones

El Gobierno ha alcanzado un acuerdo con la Iglesia Ortodoxa, la Unión Budista, los Testigos de Jehová y los Mormones (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días), por el cual se aplicará a estas confesiones religiosas el régimen fiscal especial del que ya disfrutan la Iglesia Católica, la Iglesia Evangélica, los Israelitas y la Comisión Islámica. La Iglesia Católica disfruta de estos beneficios fiscales desde el año 1979, año en el que se firmaron los Acuerdos del Estado Español con la Santa Sede, y la Iglesia Evangélica, los Israelitas y la Comisión Islámica desde el año 1992, fecha en la que fueron suscritos sus respectivos Acuerdos.

La extensión de los beneficios fiscales parece ser que hará a través de la Ley 49/2002, de régimen fiscal especial de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, si bien entendemos que los asuntos referidos a otros ámbitos (religioso, civil, jurídico) deberán recogerse en otras normas.

Estos acuerdos tienen como base la Ley Orgánica de Libertad Religiosa, en cuanto establece la posibilidad de que el Estado concrete su cooperación con las Confesiones religiosas que hayan alcanzado en la sociedad española un arraigo evidente y notorio, además de contar con un número de creyentes significativo. Considera el Gobierno que estas circunstancias concurren ya, en los Budistas, Ortodoxos, Testigos de Jehová y Mormones.

En el ámbito tributario conllevarán los siguientes beneficios fiscales:

1º. En el ámbito local:

  • Exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de los que sean titulares estas entidades religiosas, siempre que los mismos se destinen al culto y actividades de asistencia religiosa y administrativa, a residencia de ministros de culto y a enseñanza teológica.
  • No sujeción al Impuesto sobre Actividades Económicas de las enseñanzas sobre materias teológicas.
  • Exención del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana cuando la obligación legal de satisfacer dicho impuesto recaiga en la entidad religiosa.

2º. En el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídico Documentados:

Exención respecto de los bienes o derechos adquiridos que se destinen a los fines propios.

3º. En el Impuesto sobre Sociedades:

Resaltamos las principales rentas o ingresos que quedan exentos, con independencia de otras exenciones que podrían resultar de aplicación en relación con actividades económicas que coadyuben al cumplimiento de los fines religiosos.

  1. a) Los donativos y donaciones recibidos para colaborar en los fines de la entidad.
  2. b)Las derivadas de adquisiciones o de transmisiones de bienes o derechos.

4º. En relación con los donativos y diezmos recibidos:

Darán derecho a practicar deducciones en el IRPF o Impuesto sobre Sociedades, los donativos y aportaciones que efectuados en favor de las entidades referidas.

Indicar también que las normas que desarrollen estos acuerdos, deberán regular aspectos relacionados con otros asuntos: régimen de los ministros de culto o personal religioso en el ámbito de la Seguridad Social, protección jurídica de los lugares de culto, atribución de efectos civiles al matrimonio celebrado según el rito religioso de cada confesión, asistencia religiosa en centros o establecimientos públicos y enseñanza religiosa en los centros docentes, entre otras cuestiones.

En conclusión, el acuerdo alcanzado por estas confesiones religiosas con el Gobierno, deberá reflejarse en normas legales concretas, y supondrá cambios muy importantes no sólo en el ámbito económico por lo que respecta a los beneficios fiscales, sino en el ámbito jurídico, de asistencia religiosa y en materia de enseñanza.

Juan González Martín-Palomino.

 

Entradas relacionadas

Ir al contenido